2 ago. 2011

"Dame más, dame más 24 horas más!!"





Esta vez toca publicar en castellano para compartir la experiencia con todos los compañeros del fin de semana. Y sí, esta vez tocaba Galicia. Cada año por estas épocas intento que toque y así puedo ir allí, ver a los amigos, disfrutar de la playita y del poco sol que tienen en verano, del pulpo a feira y de la estrella galicia; y esta vez como excusa unas veinticuatro horas de BTT.
El emplazamiento exacto de la prueba era en As Som
ozas. Este m
unicipio se encuentra literalmente en una de las esquinas de la península, donde los miembros del equipo Gallaecia de raids de aventura y sus colaboradores trazaron un durísimo circuito de onze quilómetros y doscientos ochenta metros de desnivel por vuelta, con subidas muy empinadas y bajadas bastante técnicas.
A las doze del mediodía del sábado los doscientos bikers que se congregaron allí, estaba
n detrás del arco para tomar la salida y... empezar a dar vueltas. Así que pistoletazo y que empieze la fiesta, y nunca mejor dicho, porque entre el publico, los participantes de categorías de relevos y los asistentes el ambiente fue increíble y además varios grupos de folk rock gallego amenizaron la noche, también bañada en cerveza. Pero esto fue algo que lejos nos quedo a los valientes que disputamos la categoría de 24h solo.
El ritmo de salida fue de infarto, entre otras cosas marcado por los corredores de cuatro relevos y los de la categoría individual allí aguantado. Personalmente rodé a un ritmo dos minutos más rápido por vuelta de lo que había planeado, pero me sentía cómodo y no quería que el primer corredor de la prueba, Alejandro Paleo, se me fuera mucho, porque mi intención era disputar la prueba, y a la vez no queria q
ue uno de los favoritos a ganar, Jaume Ribosa me pillara al cabo de las horas. Así que las primeras vueltas se acontecían rapidisamamente y las primeras horas pasaban volando, y suerte de mi gran asistente, Leslie, que me rellenaba los bidones y me recordaba que los seres humanos tienen que comer... pero y solo estaba pendiente, a cuanto van, a cuanto voy... y la respuesta siempre era:"no sé... diez minutos, dos o tres, uy! mucho!; o alguna cos
a así. Y claro yo le daba a los pedales hasta que a las ocho horas me pararon y me
dijeron: "come pasta que vas primero a más de una vuelta". Por detrás venia Jaume. A partir de allí intenté bajar el ritmo, pero vi que él seguía peleando y yo pensaba que me iba a apretar durante la noche, o sea que intenté darle más fuerte en ese momento para intentar coger más margen, y así me pasó parte de la noche, que compartí con compañeros, no sé si de sufrimiento o de disfrute. Y así fue como volvi a llegar a Jaume Ribosa, con el que compartimos las últimas vueltas hasta casi salir el sol. Fue en ese instante
cuando me confeso que iba a parar un largo rato, vigilando solo al tercer clasificado, Joan Clopés. En ese momento me costaba encontrarle sentido a seguir dando vueltas. Con el primer puesto asegurado y con rozaduras en la parte del cuerpo que se apoya sobre el sillín, decidí tumbarme un rato y tomarmelo en calma. Seria cosa de las siete. Y así fué, hasta que al rededor de las dos apretaba el sol y decidí dar una última vuelta por placer, para despedirme de ese circuito al que dí veinticinco vueltas y para poder cruzar la meta con los brazos en alto celebrando la victoria, que siempre cuesta conseguir, y dar un besazo a mi "asistencia" Leslie, que tanto se desvivió por mi durante el fin de semana.
Así pues, me voy como siempre satisfecho de la carrera y de la escapada a Galicia. Contento de terminar entero, de disfrutar, de conocer gente nueva de ver de nuevo a gente que ya conocía y de compartir momentos en carrera con ellos y agradecerles a todos sus ánimos y su companyía, entre ellos a la dedicadísima organización a la qu
e felicito por su éxito.
Personalmente además, este era uno de los objetivos dentro de la preparación para mi próxima carrera, el raid "expedition idaho" en Estados Unidos, que tengo el honor de correr con uno de los mejores equipos del mundo, Thule, con Jackie, Mimi y Stuart Lynch. Tres fueron los objetivos que marqué de camino a Idaho, y tres han sido las victorias que conseguí. O sea que ya puedo decir que la preparación ha sido un éxito y que voy a correr
el que sea probablemente el evento más importante del año en las carreras de aventura en un estado de forma muy bueno y con la seguridad de haber hecho bien el trabajo. Muchísimas gracias a todos los que me habeis acompañado en estos meses y a los que me animáis haga lo que haga. Espero que me sigáis en esta próxima cita que empieza en diez dias: www.expeditionidahorace.com




3 comentarios:

  1. DAME ... DAME OTRA...
    Es un placer poder ver como personas como tú disfrutan con el deporte... se ponen retos... se esfuerzan... repiten... vuelven... siguen... pero lo más importante de todo es que tienes una humildad tremenda... eso es lo que marca a un campeón... gracias por hacernos vibrar a los que no tenemos esas grandes capacidades físicas y mentales... pero que intentamos ser felices con los triunfos de personas como tú.
    Tú compañera de vida... Lesly un gran apoyo y una dulzura de persona... Suerte en su dulce espera. UN ABRAZO APRETADITO DESDE BETANZOS- LA CORUÑA- GALICÍA... hoy brilla el sol.
    Suerte en tú aventura americana.

    ResponderEliminar
  2. me gustaría saber tú correo para enviaros las fotos del Somozas Bike 24H...
    bicos.

    ResponderEliminar
  3. ei sole, te busque para mandarte mi mail però no lo conseguí. Te lo passo por aqui, bertroca@gmail.com si me mandas las fotos perfecto!

    ResponderEliminar